domingo, abril 29, 2012

Las resistencias y el fluir


"El agua en su quietud favorece todas las cosas, ocupa el lugar despreciado por los hombres, y así está cerca del Tao." 
                        cap.  LII   ;  Lao Zi "El libro del Tao"


Da lo mismo las dificultades que encuentre el agua en su camino, ella da con la vía adecuada y avanza. Recorre los valles, las montañas, los desiertos, cualquier lugar es bueno para no detener su andar.

Supongamos que nosotros a lo largo de un día vivimos muchas situaciones. Muchas veces nos quedamos "pillados" en alguna situación, emocional por ejemplo, y creamos un dique.

En un río cuando se forman pequeños diques, el agua no fluye, y se pudre. Son pequeños charcos que sólo una crecida los mueve, o si hace mucho sol terminan por secarse. Todo depende de la estación y del momento. En aquella agua que no se mueve no hay claridad, todo es denso.

A veces nos pasa lo mismo, no dejamos que las emociones fluyan, y eso es lo que llamo una resistencia, es como ese pequeño charco. Es una resistencia porqué sí hay un fluir, esa resistencia nos frena y nos comprime. Nos frena la capacidad de vivir la vida en plenitud, nos comprime por nuestra dificultad a verla y aceptarla.

Las resistencias se reflejan además en el cuerpo, se nos comprime. Los músculos pesan, duelen y no estamos cómodos con nuestro cuerpo que habitamos. Cuando algo se comprime, no hay espacio, y el espacio es fundamental para que haya aire, recorrido, campo virgen. Para que seamos flexibles y adaptables antes las diferentes situaciones que nos muestra la vida.

Nuestra respiración también se ve afectada por las resistencias, por los diques. El aire no recorre adecuadamente todos los canales de nuestro cuerpo alimentando y nutriendo a las células, y recogiendo los desechos que sueltan, y que soltamos con la espiración.

De todo ello, muchas veces surge la enfermedad, o la soledad, o las vueltas una y otra vez a los mismos patrones de sufrimiento.

El agua como decíamos siempre acaba por encontrar su sitio, por ello creo que es bueno reconocer nuestras resistencias, observarlas, darles nombre y tratar de fluir con el momento, no dejando que las resistencias "nos coman" la vida. Un buen truco es aceptar muchas veces aquello que ocurre, no exigirnos demasiado en todos los aspectos, darnos cuenta que el día se compone de resistencias y fluidez, ambas se compaginan. Avanzar reconociendo aquello que nos frena, que nos hace densos, que no nos deja ser nosotros mismos en esencia y  en presencia. Echarle valor a la vida, ser valientes y decididos,  trabajar la calma, ser aquella agua que fluye, y que en su andar recorre todo tipo de geografía hasta que llega al mar, sin mucho ruido, sin excesivo protagonismo, sin violencia innecesaria, con plena aceptación de lo que ocurre, con alegría.

First Aid Kit- "Caperucita"
http://www.youtube.com/watch?v=D6KwRTc7-ns

miércoles, abril 25, 2012

Un paso de cebra sin reactividad


"Cuando hay atención completa, no hay miedo. Pero el hecho presente de inatención engendra miedo; el miedo surge cuando eludimos el hecho, cuando escapamos de él. entonces, el escape mismo es el miedo"   Diario de Krishnamurti

Me gusta detenerme en los pasos de cebra. Sentir que el peatón tiene el derecho a cruzar la calle sin jugarse la vida en ello.

Normalmente el peatón alucina que un coche se detenga, y te miran asombrados dándote las gracias. No lo hago para que me den las gracias, simplemente porque hay que hacerlo, esa es la realidad que me gusta construir. Es decir, alimentar el respeto al peatón.

Las calles son de los ciudadanos, y el rey no es el coche, sino las personas de a pie.

El otro día iba conduciendo y delante mío tenía un paso de cebra. A un lado del paso de cebra una anciana, al otro una chica joven con un carrito con su bebito.

Detuve el coche,y apaciblemente espere a que pasaran tranquilas. El coche que estaba detrás mio empezó a tocar el claxon enloquecidamente, y su conductor, asomado a la ventana se dedicó a insultarme gravemente. No me sorprendí, tampoco me sentí afectado. Entiendo que el coche en algunas ocasiones es una prolongación de los instintos más básicos, es también un ente de dominación territorial, una prolongación de lo peor de nuestro ego.

Los insultos del conductor seguían, el claxon también. Me baje del coche, no para defenderme de los insultos. Así que me acerque al conductor y a los acompañantes y les dije:

" Me he detenido porque hay un paso de cebra. Acaban de pasar una anciana y una madre con su bebe"

El que dijera eso, le exaspero más, y siguió insultándome. Su gesto desencajado, su voz chirriante. Sinceramente era hasta gracioso. No sentía ninguna reactividad de responder a su agresividad, solo de señalarle la realidad, lo obvio, y eso era:  "que me había detenido porque había un paso de cebra".

Volví a mi coche y seguí mi camino.

El coche es una extraordinaria oportunidad, y una maravillosa herramienta para practicar el permanecer en paz, para disfrutar del viaje de la vida, incluso para intentar dialogar señalando la impunidad. Todo momento es bueno para trabajar la calma, pero escribo sobre este hecho cotidiano porque creo que muchas veces el coche se apodera de nosotros, y entonces nos convertimos en dueños de la impunidad, en señores de nuestro pequeño reino falaz. Y creo que al impune por lo menos hay que decirle que sea consciente de los derechos de los demás, y no permanecer impasibles ante ello. 

La situación me recuerda que no hay que tener miedo en señalar al impune. Que es maravilloso ir por el carril de los lentos, que hay que trabajar en la no reactividad en lo posible, en el no juzgar. Y que el coche también puedo usarlo con respeto y amor, en practicar mi paz, ya que es importante darse cuenta que el coche sólo es una herramienta, yo decido que uso le doy.

Michael Jackson: "Smooth Criminal"

viernes, abril 20, 2012

Por el río con Coquelico



Cuando hace buen tiempo nos vamos andar Manuela, el que escribe y  Coquelico por los caminos. Vamos buscando lugares "especiales". El propio andar y la intuición acaban por llevarnos a lugares hermosos.

A Coquelico le encanta andar. Es otro modo de domarla. Es importante se acostumbre a ir al paso. Es curiosa y nerviosa. Por ella saldría corriendo, pero he de llevarla atada en corto. Nos ha costado muchas salidas acostumbrarnos a andar tranquilamente. Hay que pensar que es una burra salvaje en proceso de doma, y hay que asumir que la tengo muy mimada, y ella lo sabe. Por lo que la combinación resulta curiosa.

Para domar hay que "trabajar" y "manosear" según los antiguos, es lo que me aconsejan los hombres ancianos a los cuales voy preguntando trucos para avanzar en la doma. Trabajar es que la burra realice actividades contigo, por ejemplo andar junto a ti. Y manosear sería ir hablándola y ser cariñoso con el animal. Que se acostumbre y que le resulte agradable tu presencia


Andando por los bosques y los caminos llegamos a una prado lleno de margaritas, y allí nos tumbamos. Coquelico comía golosa la hierba. La veía tan feliz, que digo : "La voy a soltar un poquito, que disfrute, y como está tan a gustito, y estamos aquí todos disfrutando pues seguro que se queda tranquilita pastando".


Y salió corriendo alborozada pegando patadas para un lado y a otro en cuanto la solté; "malditas ideas las mías-me dije", y en un momento ya había desaparecido por el bosque. Salí corriendo tras ella, parecíamos un gato y un ratón, pero en plan burro. Pues un "bisho" de estas características corriendo es como un tanque "panzer" de la segunda guerra mundial dispuesta a arrasarte, y más si está mimada y medio salvaje.

Finalmente nos pusimos de acuerdo Coquelico y yo, y acabamos el juego de cazarnos. Entre correr y correr llegamos a un campo de olivos precioso, a la orilla de un río, unos olivos ancianos, brillantes, llenos de luz y de verdor. Una capa de pequeñas florecillas rojas cubría el olivar. Era un lugar mágico. 

Y allí pasamos las mañana los tres, llenos de felicidad.

Los Ronaldos- "No puedo vivir sin ti" (repetimos pero en directo)

Los Ronaldos- "El Guru"

lunes, abril 16, 2012

Dibujando una clase de yoga



"Si la mente se estabiliza, el cuerpo se estabiliza" 
"Tal como respiras, tal es tu mente"
"Aliméntate de serenidad y gozaras de la calma"
                                                             breves frases yóguicas 

Me gusta dibujar las clases de yoga. Todas las clases de estos años se encuentran dibujadas.
Al dibujar plasmo lo que quiero que sintamos en clase. Todas las clases tienen un sentido, y en esa acumulación de sentires y sentidos vamos trazando un camino entre todos.

Una clase de yoga ha de estar preparada, no es una sucesión de posturas o asanas pegadas unas a otras. Las posturas nos crean un estado de percepción, movilizan la respiración, las emociones, mueven determinados órganos internos, músculos, huesos, y educan nuestra mente hacia la atención entre otras características. Por lo que es importante dar "un sentido" a la clase de yoga.

Las asanas han de encontrarse escalonadas, y se tienen que equilibrar entre unas y otras. Escalonadas porque al tener un sentido nos dirigimos hacia algo, y una vez alcanzado ese algo, hay que bajar los escalones. Es decir una clase tiene un inicio, un centro y un fin. Tiene que estar regulada, equilibrada y compensada. No caben espejismos acrobáticos, ni musculares, ni emocionales, ni respiratorios.

Por otro lado, hemos comentado que nuestro cuerpo, mente y respiración mutan permanentemente, y se ven afectadas por las horas del día y por las estaciones. Esto quiere decir que una clase de yoga no es lo mismo impartirla a las  9 de la mañana y a las 9 de la noche, que a las siete de la tarde. Es decir hemos de adaptarnos a la estación de año y a la hora para la preparación de una clase. Adaptarnos a como nos encontramos y a las condiciones.

Una clase de yoga nos permite equilibrarnos, encontrarnos bien, relajarnos, disfrutar de lo que somos, y por ello todos estos detalles nos pueden ayudar a la práctica. El yoga expresa sentimientos, es importante entonces disfrutar plenamente de esa expresión.

Las posturas tienen contra posturas, es decir restablecemos aquello que ha cambiado, y también preparamos la siguiente postura. Esto quiere decir que las posturas se van alimentando unas de otras compensándose,  y se van neutralizando, igualando, equilibrando para que vayamos recuperando la normalidad en todos los sentidos. Uno al acabar la clase de yoga, ha de acabar bien. No desequilibrado.

Es importante crear un estado de escucha en la clase, una escucha  interior, que es ese estado de percepción que hablábamos, donde va surgiendo un "darse cuenta", un "estar abierto". Es muy hermoso que todo ello surja al educar la atención en la postura, que nazcan tantas maravillas. Es decir estoy en una postura, mi atención se encuentra en la postura, en encontrar apaciblemente mi lugar en ella, y de todo ello nace este estado de escucha. Y ahora, para que haya escucha, hay que crear unas condiciones de silencio interior. Y todo ello me hace sentirme bien.

Entre otro aspecto a destacar comentaría lo que denomino "el acto de reconocerse". En clase al crear ese estado de percepción apacible y relajado, amable y de empatía conmigo mismo, nace el acto de reconocer mi respiración, mi cuerpo, y eso es muy importante. Es decir puedo dialogar con mi cuerpo, con lo que soy amablemente, serenamente, y si yo me reconozco, a la larga reconoceré al otro, dialogaré con el otro de igual a igual, y sí, si siento mi corazón, si siento mi sensibilidad lo compartiré contigo, porque de una clase de yoga ha de nacer un compartir, primero con uno mismo, luego con el otro, y finalmente con la vida.

Sergent García- "Amor pa´mi"





sábado, abril 07, 2012

El cazador de momentos o la ventana de la felicidad

decide tu camino

"Svastha: palabra sánscrita que significa salud. Etimológicamente la dividimos en "sva" que se traduce como "si mismo" y "stha" que significa "estar establecido". La salud como la persona establecida en si misma, en su equilibrio."

"Etimología: Origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación y de su forma"

Cada momento es un acto único. Cada momento es una oportunidad. Cada momento nos permite ver, sentir, disfrutar de toda la existencia. Cada momento nos ofrece la libertad de elegir un camino. Cada momento nos educa en la decisión correcta. Cada momento nos ayuda a ser más equilibrados.

También cabe la posibilidad que esa libertad que nos ofrece la vida la condicionemos con elementos superfluos, con emociones dañinas, con actos sin sentido, y que de ese modo nuestra libertad se vea encarcelada en rutinas que nos encarcelan en repeticiones sin fin.

Imaginemos que por un lado somos conscientes de los momentos, de ese presente continuo. El yoga es una extraordinaria herramienta para darnos cuenta de ello. Supongamos que en cada momento hay un resquicio de felicidad, un atisbo, una oportunidad de observar con cuidado el momento, y que a ello lo denominamos "una pequeña ventana de la felicidad". Es una ventana que si queremos podemos asomarnos.

Al asomarnos a ese nuevo horizonte de la existencia, a esa ventana, nacen campos nuevos donde cultivar, donde arar, donde regar, donde disfrutar de lo que la vida nos trae conjugándolo con ir educando internamente el disfrute, y así permitimos que nazcan flores de felicidad y de buenos momentos.

Todo esto significa que cada momento de nuestras vidas es virgen, y con la atención adecuada, con la intención bien dirigida, con la mente dispuesta, con los sentidos abiertos y con el corazón en la mano, es posible abrir ventanucos de felicidad; donde asomados, es posible entrar, y bañarte, y empaparte plenamente del momento, disfrutándolo, dando así una cualidad nueva al acto de vivir.

Es un juego de atención y voluntad inteligente. El momento está ahí, y a pesar de cualquier sombra que nuble nuestra mente, a pesar que las emociones a veces se atragantan, siempre hay disponible un rayo de sol, de luz. Un resquicio de felicidad que ilumina la sombra y permite que germine todo aquello que deseamos.

Así, uno va cazando momentos donde las piezas son irrepetibles, únicas y hermosas, y ellas quedan grabadas en tu corazón. ¿En qué bosque buscarás a tus piezas?


Queen-"I want to break free"

domingo, abril 01, 2012

Mi lista maldita de libros


"Andando por las calles entré en un bar lleno de estanterías con libros; sentado, disfruté del silencio de su compañía, de la lectura y del acto de escribir"
                                                                              Carlos paseando por Madrid

Si hay algo que me ha acompañado desde niño son los libros. Cuando era  niño, si pedía algo por mi cumpleaños eran libros, o dinero para ir a la Casa del Libro en Madrid, y gastarme hasta el último centavo en algún libro de Julio Verne o de Emilio Salgari. Todo eran aventuras maravillosas. Y yo podía ser cualquiera de los personajes que poblaban mis sueños.

Según crecía, era un adolescente, aquellos  libros  que caían en mis manos los leía como un caníbal voraz;  horas y horas tumbado, mañanas, tardes y muchas noches sin dormir.

Una vez acabada la bilblioteca de mi madre, pase a la de mi tía, una vez agotada la de mi tía, convertí  la bilblioteca Publica Central,en la calle Felipe el Hermoso de Madrid, conocida como la biblioteca del metro Iglesia,  en un lugar entrañable. Perdido entre sus estanterías buscaba pequeñas joyas para disfrutar. Autores desconocidos, títulos que me llamaran la atención. Ahí por ejemplo descubrí mi primer libro de yoga, que todavía guardo fotocopiado.

Era un placer recorrer sus estanterías y encontrar algún libro maravilloso  para leer. Entre sus filas ordenadas, torcer la cabeza y mirar los títulos, el autor, la textura de la tapa, el color. Elegir y acertar, algo te había llevado a aquel libro, y volviendo a casa, llevarlos cariñosamente bajo el brazo, o leyéndolo mientras andaba, impaciente, ansioso de disfrutarlo.

Cada uno tiene sus obsesiones, una de las mías, posiblemente  la más poderosas, sea mi amor por lo libros.

He viajado mucho durante mi vida, mudandome de un lado a otro, y mi biblioteca siempre me ha acompañado. Sin ellos me falta el aire. Su colocación en mis diferentes hogares ha sido en una habitación central, importante en la casa, estanterías y estanterías, donde en su aparente desorden, sé donde encontrar el libro que busco.

Soy un buscador de libros, experto en librerías de segunda mano, en librerías virtuales, en puestos callejeros con libros en el suelo, en librerías de calle, lo que sea.

Hace dos años deje de buscar tan compulsivamente. Ahora sólo leo de la torre de babel que es la biblioteca. El yoga me fue dando pausa, me fue dando cierto equilibrio en la compulsión de una vida.

Todo esto no suena yoguico, el tener una dependencia, el tener una neurosis  severa, el que para respirar me haga falta leer. Bien, no me importa, como yogui estoy lleno de errores y no pretendo elevarme iluminado, ni despertar ningún chakra, ni alcanzar ninguna posturita. Sólo vivir en paz junto a un libro.

Curioso, pero es así, desnudo del todo pero con un libro. Los libros me han abierto el corazón, han convertido mi existencia en algo maravilloso. Sólo quiero compartirlo.

Voy a ir comentando algún libro que me ha dejado huella, y pondré alguna sensación con respecto a él. Primero pondré una lista de libros, sin orden, no es del que más me ha gustado al que menos, que va, simplemente es una lista.

Ahora mismo cada vez se lee menos, parece que es algo cansado, aburrido e implica estar un rato con uno mismo apaciblemente. Por eso cada vez tiene menos seguidores. A lo mejor estas pequeñas lineas animan a leer alguno de los libros de mi pequeña lista maldita:

Pequeña lista maldita de libros. (maldita porque su veneno me liberó y me dio muchas vidas) ( la iré ampliando y comentando)


  • "Moby Dick" de Herman Melville
  • "El tiempo de la amistad" de Paul Bowles
  • "Rayuela" de Julio Cortazar
  • "La rebelión de la Granja" de George Orwell
  • "Garabombo el Invisible" de Manuel Scorza
  • "Los siete pilares de la sabiduría" de T.E. Lawrence
  • "El ruido y la furia" de William Faulkner
  • "La isla del tesoro"  deRobert Louis Stevenson
  • "La llamada de lo salvaje" de Jack London

"September"- Earth,Wind &Fire
http://www.youtube.com/watch?v=2S8ZrQG0y6g

Artículos más visitados

Amigos del Blog

Todos los artículos a un clic

Traslate