jueves, julio 11, 2013

La contrapostura o pratikryasana



Prati: es lo "opuesto, en contra".Puede significar también " hacia","en lugar de"

Kr: es hacer

Asana:  es la postura

Sin contrapostura no hay postura, sin asana no hay contrapostura. El sol no sería sol sin la luna, ni la luna sería luna sin sol. Sin inspiración no hay espiración y al reverso. Es decir las partes se complementan, se alimentan y se equilibran.

Recordemos que una postura no es una "figurita", es una postura de yoga que produce cambios en la integridad de nosotros, por lo que resulta indispensable compensar dichos cambios.

No hay yoga sin contrapostura.

La idea es volver al equilibrio a lo largo de la práctica. Una clase de yoga tiene un sentido, un inicio, una progresión, un objeto. Y en ella las posturas y contraposturas se ayudan de un modo escalonado para llegar a un fin equilibrado.

Por otro lado la contrapostura además de compensar, prepara.

Lo hace para la siguiente postura.

Y si profundizamos, podríamos decir que en realidad cada postura de acuerdo a la actitud que tengamos con ella, es una contrapostura.

Según vamos profundizando en nuestra propia conciencia y  vamos ahondando en la sutilidad de nosotros nos vamos dando cuenta de la vital importancia de equilibrar aquello que movilizamos. Resulta esencial. Fundamental.

Y no es lo mismo la postura y contrapostura en un grupo de yoga, que en una práctica personal. Cada grupo tiene un yoga, así como cada uno de nosotros tenemos otro, por tanto cada circunstancia requiere su propia compensación.

Todo muta, y las posturas y contraposturas también. Todo se basa en una escucha permanente, en conocer bien tus limites, y en un profundo respeto hacia ti mismo.

Nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestra emociones, nuestra respiración entonces solicitan unas posturas de yoga para equilibrar y dichas posturas a la vez se compensan con otras posturas que equilibran a las anteriores. Todo se suma para realizar un viaje, donde todo debe acabar en un centro, en una condición de normalidad.

En todo lo que hablamos resulta esencial la práctica pues es ella la que nos va diciendo los cambios que nos producen el yoga que practicamos, y esa practica nos dice como dar con la compensación correcta, el equilibrio adecuado. Hay tantas posturas como contraposturas, el escalonado de ambas es infinito.

Luego caben los detalles, el modo de respirar, hacerlo estático o dinámico, compensar con una o varias contraposturas. Por ejemplo subir la emoción de una clase abriéndoles la energía mediante diferentes posturas, liberándola, para luego ir interiorizando lentamente dicha apertura hacia una  sensación de expansión suave y calmada, para acabar abierto y en paz.

En la vida es importante conocer la inercias, ver como las equilibramos. Es bueno darse cuenta de lo que somos para buscar con conciencia y calma todo aquello que nos equilibra como personas. El yoga es creatividad, te permite ver, conocer y poner la voluntad para transformar, con un fondo de disfrute intenso. Por ello la comprensión de los opuestos resulta muy útil en la vida diaria para disfrutar, para tener menos sufrimiento, para colocar sobre el tapete las mejores condiciones de felicidad.

Sin noche no hay luz, igual que sin contrapostura no hay postura o asana.

The Crusaders-"Put it where you want it"

Janis Joplin-"Piece of my heart"

Bill Withers-"Ain´t no Sunshine"

No hay comentarios:

Artículos más visitados

Amigos del Blog

Traslate